Hace 17 años nacía SUTCAPRA y con ello una historia de conquistas de derechos para los Controladores y Controladoras de Admisión y Permanencia, hasta ese momento olvidados y ninguneados. Hoy, después de mucho esfuerzo y trabajo, tenemos nuestro convenio colectivo, trabajo en blanco, aportes jubilatorios y una organización consolidada, que a pesar de la crisis inédita que nos toca transitar, sigue de pie luchando por recuperar cada puesto de trabajo perdido.

Desde el comienzo de la pandemia, en marzo de 2020, nuestro actividad sufrió el golpe más duro de su historia con cierres totales en la nocturnidad, suspensión de recitales y de todo tipo de espectáculo público.

Las consecuencias fueron letales para muchos emprendimientos y empresas que se vieron obligadas a cerrar sus puertas. Pero muchas otras han podido sostenerse y con ellas hemos iniciado un proceso de reactivación que todos y cada uno de los compañeros y compañeras necesitamos.

Cuando comenzaron a retomarse las actividades después de gestiones y presentaciones de nuestra Conducción sindical, lamentablemente la situación volvió a complicarse y las nuevas restricciones nos vuelven a afectar. Ante eso, tengan la seguridad que seguiremos gestionando alternativas para garantizar la pronta reactivación y el sostenimiento de los puestos de trabajo.

SUTCAPRA está orgulloso de la valentía y el compromiso que cada trabajadora y trabajador afiliado mostró con nuestra actividad en estos tiempos tan complicados. Hemos recibido un fuerte respaldo de muchos de ustedes y eso para nosotros es impagable. También destacamos el accionar de las y los delegados que caminaron las calles, los barrios, para llevar ayuda a nuestros compañeros. Eso nunca lo vamos a olvidar.

Además, en estos duros meses hemos logrado sostener la capacitación profesional, uno de los pilares de nuestra organización, otorgando herramientas de inserción laboral a nuestros compañeros y posicionándolos en el mercado laboral de la mejor manera. Porque hoy somos CAP profesionales y capacitados. Y eso es un logro de nuestro Sindicato.

Hoy, más que nunca, estamos orgullosos de ser Controladores. Estamos orgullosos de ponernos la camiseta de los y las CAP y seguir defendiendo los derechos que supimos conquistar, y que muchos quisieron quitarnos. Pero no pudieron y no van a poder porque no existe fuerza más poderosa sobre la Tierra que la unidad y organización de los trabajadores. Y eso es SUTCAPRA, fuerza, unidad y compromiso con la actividad.

Orgullosamente CAP.